En días pasados realizamos el primer conversatorio del 2019, ENConversa con Camila Caricatto, licenciada en Artes (UCV) y profesora de guión de la ENC. La librería Khalatos del Centro de Arte Los Galpones nos abrió sus espacios para compartir ideas e imágenes del mundo del comic.

COLOR” fue la tesis de grado que Camila Caricatto presentó en junio de 2017 para graduarse como licenciada en Artes, mención cinematografía de la Universidad Central de Venezuela.

De hecho, es la tercera tesis en animación que ha tenido la Escuela de Artes de la UCV, después del cortometraje “El Rey de Bananalandia” de Santiago Astor.

¿Qué es lo que más te gusta de la animación?

Camila nos responde: “Me encanta la animación porque es un escape más de la realidad. El cine en general lo hace, ya sea en ficción o documental, pero la animación es “mágica”. Narrar una historia por medio de ilustraciones es algo diferente, porque aunque son caricaturas, uno se siente identificado con ellos, porque son “reales” en ese pequeño momento que dura la película. Esos personajes son tan verdaderos como lo somos tú y yo, y cuentan una historia que nos conmueven que nos hacen reír o llorar. Ellos nos acercan a su mundo imaginario y por un instante lo creemos real”.

“Podemos ver animales hablar, volar en un dragón, ir y volver del mundo de los muertos y que eso tenga todo el sentido del mundo”.

El personaje principal puede ser cualquiera de nosotros y en “COLOR” yo quise plasmar desde mi punto de vista y a través de los dibujos, cómo se puede alterar esa realidad.

¿Qué le aconsejerías a quienes se inician en el mundo de la animación?

  1. Lo más importante es tener una buena idea, al tener una historia con un buen conflicto, la manera en cómo la desarrolles no importa, porque para hacer cine animado hay muchísimas técnicas que cualquiera puede ejecutar, así sean dibujos tradicionales, StopMotion, animación digital o 3D.
  2. La manera en cómo vemos el mundo que nos rodea es la clave de cualquier buen realizador, porque estamos contando desde nuestro punto de vista una historia, eso me sucedió con “COLOR”, mi manera de ver esta ciudad es esa, comienza siendo una ciudad gris, caótica, y por medio de una sonrisa cambia eso. Mi manera de expresarme es con los dibujos y al poner una sonrisa en ellos, cambia por completo el significado del mismo, por eso le da vida, le da “color” a mi mundo.
  3. Mis amigos siempre me decían que yo dibujaba bien, pero hacer una animación no es sinónimo de dibujar bien. Al principio yo no estaba muy segura de hacer una animación, porque nunca había hecho algo parecido en mi vida. Entender el concepto básico de la animación es lo primordial para un trabajo como este, porque requiere de un esfuerzo mayor a la hora de dibujar una sola escena. Ésta puede llegar al equivalente de 100 dibujos para una sola toma. 

Yo quise arriesgarme a hacerlo porque desde que estoy en el colegio siempre he querido hacer películas animadas para Pixar o Disney, entonces me pareció un buen inicio, y si salía mal no iba a sentirme frustrada por eso porque por lo menos lo intenté y después iba a buscar la manera de mejorar en eso y poder alcanzar ese sueño, que aún sigue estando allí.

COLOR festivalea

El cortometraje “COLOR” (2017) ha quedado seleccionado en cuatro festivales diferentes:

  • Hudson River Festival, New Jersey, ganador de los premios: Mejor Corto animado y Mejor Banda sonora (Score)
  • Sapienza Film Festival; ganador del premio por el público.
  • Animatopia; participó en el festival para los niños y fue proyectado por primera vez en una sala de cine.
  • FACIUNI, Directv; llegó a los cinco mejores cortos por Venezuela para competir por una Beca para estudiar cine en Los Ángeles. Este último tiene un enlace en el que pueden votar y para ayudar a Camila pueden votar por su cortometraje en este enlace: https://faciuni.com/ve/becas

Categorías: Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve − 2 =