Gracias a la conexión, vía skype, que nos brindó la Fundación Telefónica en la Mega Sala Digtal Movistar conversamos con Carl Zitelmann, quien se encuentra en México.

Zitelmann abordó temas de interés para los cineastas en formación y para los apasionados del cine que se acercaron a esta novedosa iniciativa de la Escuela Nacional de Cine, cuyo objetivo es ampliar la formación de la nueva generación de realizadores cinematográficos. Zitelmann comentó su experiencia como director de su primer largometraje “El Vampiro del lago”.

¿Cómo abordar y enfrentarse al rodaje de una película?

Zitelmann: Planifica, porque es muy importante organizarse previamente con todo el crew de filmación. Rodar es como dirigir una orquesta. Todo debe estar listo en el momento indicado: maquillaje, actores, locaciones y hasta contemplar contratiempos. Como director, además de concentrarte en la parte creativa, debes también considerar toda la logística.

 

  • Mantente dentro del plan porque no tienes tiempo y debes ajustarte al presupuesto. Nosotros tuvimos sólo 36 dias de rodaje. Trabajábamos de lunes a sábado y descansamos los domingos,  ser muy disciplinado para ajustarse al presupuesto.
    Es muy diferente de filmar un comercial porque no puedes hacer horas extras, por ejemplo. Y la dinámica es muy diferente.

 

  • Prepara a tu equipo: Nosotros trabajamos dos semanas antes de filmar con los actores, especialmente las escenas más complejas. Contamos con un coach para las escenas de acción y eso nos facilito al momento de grabar las escenas.

 

  • Post producción y distribución:  Una vez que tienes lista la película viene el mercadeo y la comercialización para ello debes apartar una parte de tu presupuesto. Nosotros trabajamos con Cines Unidos para la distribución de la película. Así como te enfocas en hacer y filmar la película, debes hacer un esfuerzo para la promoción y el mercadeo.

 

¿Cuál es la fórmula para la realización de un film de suspenso?

Zitelmann: El suspenso tiene algo muy particular y es tener una idea muy sencilla que vas develando poco a poco. Ese es el truco de los thriller, mantener al borde del asiento al espectador. En “El Vampiro del lago” la gran interrogante que yo planteé fue ¿Quién es Zacarías Ortega, es un asesino inmortal?

Pero a la vez debes tratar al espectador de manera inteligente, que sienta que va descubriendo por sí mismo el misterio y que vaya, por sí mismo, desarrollando el desenlace de la historia.

¿Cómo logró la textura visual “El Vampiro del lago”?

Zitelmann: Gracias a la recomendación del director de fotografía Matias Tiskas, usamos un juego de lentes típico de la época de los ’70. Así logramos una película muy oscura, con una iluminación muy puntual, especialmente sobre los personajes y en las escenas que nos interesaban destacar.

Yo creo que una película la hace el director junto a su director de arte y el director de fotografía. Y en este caso, el tono de la película la creamos en un trabajo en conjunto con  xxx y xxx.

Queríamos combinar la imagen de los thriller americanos tipo “Seven” o “El Silencio de los Inocentes” con  la calidez venezolana, tipo Maracaibo o Boca de Uchire, por ejemplo. Así establecimos que los elementos de arte fueran latinos y que la fotografía fuera más internacional.

¿Qué le recomienda a los cineastas en formación?

  1. Busca un equipo con el que te sientas cómodo y que le dedique tiempo a tu proyecto.
  2. Planifica bien tu rodaje, trabaja con un buen productor, prepara a tus actores porque no tendrás mucho tiempo al momento de filmar.
  3. No hay otra forma de dirigir, sino dirigiendo tu proyecto. Así que empieza a filmar y a plasmar en imágenes esa idea, ese sueño que tienes.
  4. “No hay forma de saber cuál película va a ser exitosa, entonces haz la película que tú quieras hacer y que consideres que habrá gente con quien compartirla”

 

Categorías: Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho − 12 =